En este artículo queremos mostraros de dónde viene y en que situación se encuentran el mercado inmobiliario alemán respeto al español. En  especial el de las grandes ciudades de ambos países.

Mercado de vivienda

En España la gente siempre ha sido más propensa a comprar que alquilar, y eso se demuestra con que ocho de cada diez españoles son propietarios. Los alemanes en cambio sólo cinco de cada diez son propietarios de un inmueble. Esta tendencia de compra de los españoles ya viene fomentada desde los años 50 donde se favorecía a construir muchísimas viviendas y se daban todas las  facilidades para que toda la población tuviera su propio domicilio.

El año 2013 marca un punto de inflexión en el mercado inmobiliario, al producirse, tres hechos relevantes: la puesta en marcha del Plan Estatal 2013-2016 que apuesta por el alquiler y la rehabilitación; la aprobación de un nuevo marco legal para el mercado del alquiler (Ley 4/2013) y la rehabilitación (Ley 8/2013); y la supresión de los beneficios fiscales a la compra de viviendas.  

Desde este momento siguieron creando nuevas propuestas para limitar la libertad de actuación del mercado inmobiliario. Un ejemplo sería la nueva regulación que ha hecho la ciudad de Barcelona, la cual obliga a los promotores a ofrecer el 30% del edificio de nueva promoción o de grandes reformas a vivienda asequible.

En Alemania, en cambio, existe desde hace ya más de 40 años un índice de referencia de para los precios de viviendas en alquiler (Mietenspiegel), mientras que en España ha habido vía libre a los promotores, constructores y inmobiliarias a crear la oferta de vivienda y a determinar los precios de esta.

Otro punto a favor de Alemania es la inversión del estado en vivienda asequible, éste anunció hace un año y medio la intención de construir 100.000 pisos hasta el 2021, mientras que el Gobierno en España está preparando la licitación de 8.200 viviendas.

 

Invertir en inmuebles en ambos países en 2020

Un estudio realizado por PwC y Land Urban Institute coloca a Alemania como el país europeo preferido para invertir en los inmuebles en sus grandes ciudades, al colocar a cuatro de sus principales urbes en el top 10 del ránking del estudio. 

Mientras que el primer puesto lo ocupa París gracias a un proyecto de ampliación de los límites de la ciudad y de crear nuevos centros de negocio, Berlín ocupa el segundo puesto, Fráncfort en tercer lugar, Munich ocupa el séptimo y Hamburgo el octavo.

Por su parte España ocupa el segundo lugar de este ránking al tener situada a Barcelona y Madrid en el top 10. Estas ciudades destacan por su mercado inmobiliario doméstico muy atractivo al ser una de las economías europeas que más crecen.

 

Si te ha gustado el artículo, gracias por compartirlo!

ARTÍCULO ESCRITO POR CAT REAL ESTATE

Ignacio Castella, CEO - CAT REAL ESTATE

Gestionamos sus activos, Protegemos su patrimonio

 Artículos relacionados

Grupo Santa Masa asesorados por Cat Real Estate abre nuevo restaurante en Barcelona

Grupo Santa Masa asesorados por Cat Real Estate abre nuevo restaurante en Barcelona

El grupo Santa Masa escoge el barrio de Sant Antoni en #Barcelona para su próxima apertura asesorados por Cat Real Estate
Cocina con raíces catalanas, en el futuro barrio de moda de Barcelona; Sant Antoni
Asesorados por la consultora catalana Cat Real Estate, Santa Masa, el grupo de restauración del Vallès, formará parte de la evolución de uno de los barrios más codiciados de Barcelona […]