Ser un propietario realizando tú mismo todas las tareas de gestión parece ser el objetivo de muchos nuevos inversores inmobiliarios. Sin embargo, no encuentro suficientes palabras para explicar por qué desde mi experiencia personal, administrar tú mismo tus propiedades es un gran error.

Planteo esta reflexión porque desde Cat Real Estate administramos propiedades de inversores, y sé de primera mano la variedad y cantidad de trabajo que requiere la administración de una propiedad. Por lo tanto, confía en mí cuando digo que estoy totalmente convencido de que lo que muchos piensan que la inversión inmobiliaria es un negocio pasivo, lamento decirte que es un negocio mucho más activo y menos pasivo de lo que parece.

 

El tiempo es más escaso que el oro

 

Si vas a administrar tú mismo tus propiedades sin la ayuda de un administrador de inmuebles, te informo que es una mala decisión y te ocupará mucho tiempo.

La cuestión es: si todo ese tiempo que gastas en perseguir a los inquilinos por temas de la renta, detectar posibles impagos o fijarte en cómo solucionar problemas como un fregadero roto….  lo inviertes en educarte, investigar o invertir en nuevas propiedades estarás obteniendo mucho más por tu tiempo.

Así que mientras tú pienses que puedes ser capaz de ahorrarte dinero si gestionas personalmente tú propiedad, ten en cuenta que estarás sacrificando tu tiempo, que es tu activo más preciado.

 

administrar tú mismo tus propiedades

 

Lamentablemente, muchas veces el tiempo se coloca en un pedestal inferior al de la riqueza. Por eso es importante tener en cuenta que siempre puedes generar más ingresos, pero nunca podrás generar más tiempo.

Viviendo la vida como un médico residente

 

Si quieres tomarte la vida como un propietario que administra personalmente sus propiedades, lamento informarte que tienes que prepararte para los tiempos difíciles que te vienen.

Seguramente has escuchado historias sobre inquilinos terribles que destruyen por completo una vivienda o desaparecen sin pagar, siendo desalojados y así sucesivamente, pero la verdad del asunto es que hasta los inquilinos buenos pueden traer dolores de cabeza.

Si tú eres el propietario y el fregadero decide dejar de funcionar durante la cena, ¿a quién llamarán los inquilinos? A ti. Si tú eres el propietario y la electricidad se apaga repentinamente a mitad de la noche, ¿quién se encarga de arreglarlo? Tú.

Cada pequeño problema en la vivienda es siempre responsabilidad del propietario.

Así que esencialmente, ser un propietario que gestionas tú mismo las propiedades, significa que siempre estarás de guardia, día tras día. No hay vacaciones ni “tiempo de descanso” para ti, porque nunca sabes cuándo va a producirse un problema inesperadamente.

¿Todavía no quieres contratar una empresa especializada en gestionar propiedades? Bueno, prepárate para ser al primero que llamen, sin importar cuántas veces vayan a interrumpir el descanso que tanto necesitas a las 2 de la mañana.

 

El síndrome del “propietario bueno”

 

La verdad es que administrar tú mismo tus propiedades requiere de ganas. Debes ser fuerte, persistente y tener una mente completamente estable.

Sin embargo, la mayoría de nosotros nos sentimos identificados más con el típico “chico bueno”, como si a veces preferimos ser ese propietario que quiere entender la situación de los demás en vez de uno que impone las reglas con mano dura si alguna vez te plantean una situación difícil.

Por ejemplo, imagina haber tenido un inquilino durante los últimos tres meses que de repente perdió su trabajo y su madre acaba de fallecer. Te piden que dejes que se queden y te prometen pagarte una vez que encuentren un nuevo trabajo. Sin embargo, pasan cuatro semanas y todavía no ha encontrado trabajo. Dime, ¿qué haces? Claro, puede ser que se sienta bien jugar al tipo agradable y puede ser que no tengas el corazón para insistir que se muden, pero ser un propietario implica tomar decisiones con autoridad, así en algunas ocasiones no te guste.

Este es uno de los motivos por el cual externalizar la gestión en un gestor de inmuebles es la mejor decisión. Tu gestor se ocupará de todo, de atender a los inquilinos, se hará cargo de la gestión de las reparaciones, se ocupará que lleves al día los impuestos, …. Te desprenderá de todos los problemas que acarrea el cobro y atención al inquilino y mantenimiento de la propiedad.

 

El precio que pongamos para vender la vivienda, permitirá vender la tuya o la del vecino ¿Cuál prefieres?Haz click para twittear

 

Te recuerdo, que esto es un negocio y lo tienes que tratar como tal. Si no tienes el corazón para jugar al “poli malo” entonces deja que la empresa administradora de la propiedad maneje la situación. Te quitará un enorme peso de encima.

Generalmente, ser un propietario inversionista no es algo malo, pero es algo que debas abordar con educación previa. Mentalmente es bastante difícil, requiere mucho tiempo y mucha capacidad para hacer tú mismo las cosas. Si esto no te suena como algo con lo que cuentas, entonces no te montes en este tren todavía, en lugar de eso, busca otras opciones disponibles.

Inversionistas: ¿creéis en la autogestión de tus propiedades o preferís contratar una empresa que lo haga? Mi decisión es clara, administrar tú mismo tus propiedades no es una buena decisión, recomiendo que subcontrates en un profesional. En Cat Real Estate te podemos ayudar. Cuéntame cuál es tu decisión, estaré encantado de debatirla contigo.

 

Si te ha gustado el artículo, gracias por compartirlo!

ARTÍCULO ESCRITO POR CAT REAL ESTATE

Ignacio Castella, CEO - CAT REAL ESTATE

Gestionamos sus activos, Protegemos su patrimonio

 

 Artículos relacionados

Grupo Santa Masa asesorados por Cat Real Estate abre nuevo restaurante en Barcelona

El grupo Santa Masa escoge el barrio de Sant Antoni en #Barcelona para su próxima apertura asesorados por Cat Real Estate
Cocina con raíces catalanas, en el futuro barrio de moda de Barcelona; Sant Antoni
Asesorados por la consultora catalana Cat Real Estate, Santa Masa, el grupo de restauración del Vallès, formará parte de la evolución de uno de los barrios más codiciados de Barcelona […]

El alquiler de pisos en Barcelona se dispara un 10%

El alquiler de pisos en Barcelona se dispara un 10% en la segunda mitad del 2017
Según datos recogidos por la consultora inmobiliaria Cat Real Estate, actualmente, en la provincia de Barcelona el precio medio de la vivienda es de 1.400€ mensuales, lo que supone un aumento del 2,5% respecto al trimestre anterior.

REAL ESTATE RESOURCES

 

caja-htas

Discover the "toolbox" taht we use in our real estate business